Alimentos que Cuidan mi Corazón

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud (ENSANUT) 2012, en México 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 10 niños tienen sobrepeso u obesidad. Esta condición se desarrolla en la mayoría de los casos por un consumo excesivo de energía proveniente de los alimentos, ocasionando daños en la salud, principalmente al sistema cardiovascular; el cual está constituido por el corazón, arterias y venas, cuya principal función es bombear y transportar sangre a todo el cuerpo. 

Algunas de las afectaciones que se pueden presentar en el sistema cardiovascular son: la aterosclerosis, que es el endurecimiento de las arterias ocasionado por la formación de una placa de colesterol en el interior de ellas; la hipertensión arterial, los infartos, entre otras.

Para cuidar nuestra salud, específicamente la del corazón, es importante llevar a cabo una alimentación saludable que incluya las siguientes características: que sea suficiente, al cubrir las necesidades nutrimentales del individuo; completa, al integrar todos los grupos de alimentos; adecuada a las características de cada persona (edad, género, actividad física, complexión corporal, entre otras); equilibrada, al consumir las porciones indicadas; y por último variada, alternando los alimentos todos los días.

Al hablar sobre alimentos saludables podemos mencionar las frutas, verduras y cereales, alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales; los alimentos de origen animal son fuente de proteína, de este grupo se recomienda consumir aquellos con bajo contenido en grasa como el pollo (sin piel), atún, pescado, quesos blancos, bistec o falda de res y lácteos descremados. Por otra parte, tenemos a las leguminosas que son también fuente de proteína, la cual, por ser de origen vegetal no provee al cuerpo grasa saturada (cuyo consumo es importante limitar).

Por último, las grasas que se dividen en saturadas e insaturadas (mismas que son frecuentemente excluidas de la dieta al relacionarse con afectaciones en la salud del corazón). Las grasas insaturadas (ácido graso linoleico y ácido graso linolénico) son pieza clave para disminuir el riesgo de presentar problemas cardiovasculares e incluso contrarrestar los efectos del colesterol elevado en la sangre.

¿Dónde podemos encontrar estas grasas saludables?

En semillas de chía, linaza, girasol, soya, nueces, almendras, pescados como el arenque y el salmón, aceites vegetales y aguacate. Incluirlas en tu dieta será benéfico para tu salud.

Además de una alimentación saludable es importante complementar tu estilo de vida con ejercicio cardiovascular, realizando al menos 150 minutos de actividad física a la semana; así podrás mantener e incluso mejorar tu salud.

Por último, es importante aclarar que no existen alimentos malos sino porciones inadecuadas, acude con un nutriólogo para tener un plan de alimentación que se adapte a ti y evita enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top